600×400

5 consejos para cuidar tus piernas durante el invierno

Durante las épocas más frías, aunque estén mucho tiempo tapadas, no debemos olvidarnos de cuidar nuestras piernas. Algunos de los problemas más comunes son la resequedad en la piel, la descamación y los problemas de circulación. Acá te damos 5 consejos para que las mantengas espléndidas y sanas

1-Hidratación.
El consumo de agua es muy importante, en todas las estaciones, porque es lo que el cuerpo necesita para mantenerse hidratado. Consumí, al menos, 2 litros de agua por día. Además, hidrata tu piel con frecuencia, para que se vea sana y luminosa.

2-Alimentación.
Es clave reducir los niveles de sal y azúcar, y aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra (como las verduras, frutas y cereales), vitamina C (presente en los cítricos, por ejemplo) que tiene poder antioxidante y ayuda a la síntesis del colágeno, y ácidos grasos esenciales como omega-3 (presente en pescados, nueces y semillas de lino y chía) que contribuyen a mejorar  la circulación.

3-Ejercicio.
Para mantenerlas firmes, realiza una rutina de ejercicios. Por ejemplo, caminar 30 minutos al día es una gran manera de comenzar. Luego, puedes ir incorporando gradualmente ejercicios más intensos como andar en bicicleta o nadar, que además de hacerte entrar en calor, mantendrán tus piernas firmes. Siempre asegúrate de hidratarte de manera correcta y estirar los músculos al finalizar.

4-Ropa cómoda.
Los leggins, las botas altas y las medias ajustadas suelen ser las prendas protagonistas del invierno. Sin embargo, éstas ajustan tus piernas y dificultan la circulación. Por ello, al llegar a casa cuando termine el día, opta por usar ropa suelta. Ten cuidado con los zapatos: los mejores son los que tienen tacón de unos 5 centímetros, es decir, ni muy altos ni planos.

5-Masajes.
Aprovecha que afuera hace frío, y quédate en tu casa haciendo un spa de piernas. Coloca crema humectante y realiza movimientos en forma de círculos suaves, de abajo hacia arriba, para activar la circulación de tus piernas. Otra forma de contribuir a que tu sangre circule de manera fluida es evitando baños extremadamente calientes, trata de utilizar agua tibia.

5 consejos para cuidar tus piernas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *